martes, 16 de abril de 2013

Las Cancelaciones Más Dolorosas (I)



¿Quién no ha sufrido en sus propias carnes el dolor y la desesperación de que su serie favorita sea cancelada? Seguro que todos, alguna vez, habéis sido victimas de la crueldad de las cadenas que han dejado sin terminar una serie en lo mejor de su trayectoria. Por supuesto, existen muchos ejemplos y precisamente de esas series que supusieron un coitus interruptus, nos propusieron hablar en la última edición del BirraSeries Barcelona. Recordamos con nostalgia algunas de las grandes series que no pudieron encontrar su lugar en las cadenas de cable, como Càrnivale o Rubicon, a pesar de que tuvieran una calidad indudable. También recordamos a showrunners malditos al estilo Tim Kring o Bryan Fuller (esperemos que tanto Hannibal como el nuevo proyecto que está desarrollando para SyFy, 'High Moon' tengan mejor suerte) y, como no podía ser de otra manera, salió el tema de Firefly (sabréis disculpar que un servidor no sienta el mismo fervor que la mayoría de seriéfilos por el western espacial de Whedon). 
Decidimos entonces trasladar esa misma pregunta a nuestro humilde blog y, tras el salto, todos los que integramos este equipo recordamos, con dolor y alguna lágrima, las cancelaciones más injustas que hemos sufrido a lo largo de nuestra vida seriéfila.


Rai - Outcasts

Para muchos esta serie resultará algo desconocida, pero para mí, el invierno de 2011 significaba el estreno de una serie británica a la que le tenía muchas ganas. ¿La premisa? En 2060 un grupo de habitantes de La Tierra llega al único asentamiento extraterrestre que existe, el planeta Carpathia, y cuya capital se fundó diez años atrás. Los humanos llegan a este planeta, tras cinco años de viaje interestelar, para huir de una Tierra devastada por las guerras nucleares, y precisamente este grupo, será el último que se envíe al lejano planeta por lo que los personajes de la serie son el inicio de una nueva civilización humana. Tengo que reconocer que a mí todo lo que sea ciencia ficción me llama muchísimo y habiendo perdido a BSG y con el cuerpo de Caprica aún caliente (la SyFy acababa de cancelarla) me decidí a pasar mi mono espacial con esta serie. Ingenuo de mí, pensé que al tratarse de un producto inglés no correría la misma suerte que la serie de Greystone pero, una vez más, me equivocaba.
Outcasts tenía mucho de Battlestar Galactica (y no sólo a su protagonista, Jaime Bamer a.k.a. Apollo) si no que los personajes y ese punto límite al que habían llegado, estaban muy bien desarrollados (lo poco que pudimos ver, en total ocho episodios). Tenía una estética muy cuidada, a camino entre The Prisoner y Caprica, la música recordaba a los compases de Bear McReary y había un halo de espiritualidad religiosa muy intrigante y que hubiera sido una buenísima trama a largo plazo. Desgraciadamente, tras la emisión del séptimo capítulo la BBC anunció su cancelación y yo me tuve que ver el último episodio con la amargura en la boca.
Por supuesto, no, no tiene un final cerrado, ni medio cerrado. Acaba con un cliffhanger de manual pero aún asi, si te gusta la ciencia ficción te animo a que tu también te unas a mí y la llores en su despedida.

El momentazo bizarro en 'Awake'

Sally - Awake

Que cosas como Dos hombres y medio sigan en antena tras 10 temporadas y que a nuestra querida Bitch del apartamento 23 la cancelen a la mitad de su segunda temporada es de las peores injusticias que existen. Yo todavía guardo la esperanza con los capítulos que quedan de la 2º temporada que emitirán en verano. Otra cancelación que me dolió por ser la primera que sufrí fue Flashforward, pero ya le dejo a Uxama que la defienda como se merece. Sin duda Firefly es de las más comentadas, y yo me quedé con ganas de mucho más tras verla este verano, pero no la sufrí en su momento. La que también sufrí fue Pushing Daisies, que a pesar del agonice que llevaba en la segunda temporada por repetitiva, ese final que nos dejaron... Para matar a unos cuantos vamos. Además que Ned y Chuck eran puro amor, y me encantaban los colores, las tartas y la narración de la serie. Pero sin duda, mi espina clavada, mi tirita arrancada lentamente, la que me duele hasta mencionar, es sin duda Awake. Porque el gran Jason Isaacs no se merecía eso (sobretodo con lo bien que disimulaba su acento británico para parecer de LA), porque la premisa era genial, porque la relación entre los casos SÍ molaba, porque el momento pingüino es indescriptible, porque tenía una fotografía chulísima, pero sobretodo porque sí renovaron Touch, que lo único que hace es agonizar.


El escudo del ejército de Gilboa, donde transcurre la épica serie Kings
Sandra - Kings

Kings (NBC, 2009) es uno de esos claros ejemplos de serie emitida en el lugar equivocado y en el momento erróneo. Como la más reciente Awake (de la que habla mi compañera Sally), ambas fueron estrenadas en una cadena, que, ya por entonces pasaba una etapa de vacas flacas y que, sin embargo, se arriesgó con un producto muy minoritario, tanto, que tras emitir cinco episodios, la serie fue retirada de la parrilla, dejando el resto de sus 13 episodios para ese verano. Kings es una adaptación libre de David y Goliat, contando la historia de una monarquía moderna en un país inventado (que podría pasar perfectamente por el EEUU de un mundo paralelo), que ha sufrido la guerra contra sus vecinos durante años y que ahora vive en una paz precaria con ellos gracias a la actuación de un joven soldado que se verá convertido en héroe nacional de la noche a la mañana, amenazando al poder y a la popularidad de su rey. La lucha de poder, las intrigas políticas, un guión hipnótico y unas actuaciones soberbias, destacando al gran Ian McShane (Deadwood), conforman una serie prematura e injustamente cancelada que, si hubiese sido comprada por una cadena de cable, habría tenido una larga vida llena de reconocimientos.

Titus Pullo y Licius Vorenus, los protagonistas de Rome.
Blue Jon - Rome


Una serie que eché de menos cuando la cancelron es Rome. Por si hay alguien que no la conozca diré que es una serie HBO sobre la transformación de la República romana en imperio. Evidentemente, ambientación y actuaciones espectaculares como nos tiene acostumbrados la HBO. Los personajes son carismáticos (mención especial a Tito Pullo) y la historia se hacía cada vez más compleja e interesante. Es cierto que la serie tuvo un final en su segunda temporada, pero fue muy precipitado en el que los acontecimientos se acumulan hasta que se llega al final al que se debería haber llegado tras varias temporadas más.
Rome es una serie de luchas e intrigas, de espadas y confabulaciones políticas, de maravillosa ambientación y elevadísimos costes de producción (lo que al final fue su condena), ¿os suena? Sí, Rome es la directa precursora de Game of Thrones, por ambientación, por superproducción, por esa mezcla entre acción y conspiración política. Rome tiene muchos méritos por derecho propio pero además, me pregunto si Game of Thrones hubiera llegado a ser lo que es si no fuera por esta gran serie.

Kristen Bell, volverá a meterse en la piel de Veronica Mars
Manu - Veronica Mars

Una de las series que más me dolió su cancelación fue la de la adorable Kristen Bell. “The WB” (La actual CW) decidió cancelar Veronica Mars tras tres temporadas, fue una sorpresa grande, ya que tenían hasta un tráiler de la cuarta temporada, apostaría mi mano derecha a que muchos directivos se arrepienten de esa decisión. Creo que no soy el único que calificaría a Veronica Mars como una de las mejores series “teen” de la historia de la televisión Americana y el final que le dieron fue muy abierto, lo cual a todos nos fans nos dolió como si nos hubieran apuñalado en el pecho. Pero tengo una buena noticia para todos nosotros, aunque estoy prácticamente seguro lo sabréis, nuestra adorable Veronica volverá y esta vez a la gran pantalla, donde ojalá veamos a nuestra joven heroína acabar junto a Logan.

La semana que viene, la segunda entrega de nuestras cancelaciones más dolorosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada