jueves, 25 de abril de 2013

Las Cancelaciones Más Dolorosas (II)



Os traemos la segunda parte de nuestra lista de series canceladas. Si la semana pasada hablábamos de Veronica Mars, Outcasts, Awake, Rome y Kings, esta os traemos tres ficciones que, cuando se fue anunciada su desaparición, nos causaron una profunda sensación de odio infinito tristeza.



La gran apuesta de la ABC para la temporada 2009, Flashforward
Uxama - FlashForward

22 capítulos, una sola temporada y con esa tendencia a la baja, acabando con muy baja, me quedé con muchas más ganas de Flashforward. Vamos a comenzar con el que piloto fue espectacular, y no solo por la pasta que se dejaron, sino porque tenía garra y una premisa muy impactante. Tu estás en tu día a día tan tranquilo, te desmayas durante 2 minutitos 17 segundos de nada, y, en ese tiempo, ves lo que va a acontecer en tu vida pasados 6 meses. La releche. Esto tenía un potencial muy grande. ¿Que paso? ¿Por qué la gente dejó de verlo? Bueno para empezar el desarrollo fue lo más fallido del universo, con capítulos sobrantes, tramas que no se sostenían ni dando gracias y una serie con tiempo límite, donde sabes que es lo que va a “pasar” de cierta manera, la tienes que acortar. Yo culpo la caída en desgracia de la serie a la manía de meter 22 capítulos por temporada en algo de este calibre. 12 capítulos hubiese sido el ritmo ideal de centrar las ideas, la tensión y la historia que se merecía y la audiencia hubiese sido fiel. Lo se, o eso quiero creer. No es una serie imprescindible, aunque tuvo momentos que marcaron mi existencia mezclado con momentos que me dejaron embobada a la tele, con imágenes impactantes y hasta tener pesadillas, real como os lo cuento. Pero también tuvo momentos muy aburridos en los que me dedicaba a buscar guiños a Lost, que hubo muchos. A pesar de eso, siempre fue una serie que acababa comentando con amigos y se merecía otra oportunidad.

Boss, de la cadena Starz, cancelada en su segunda temporada.
Conquer - Boss

Uno, cuando escucha o lee las palabras “cancelación dolorosa “en cuanto a series se refiere, echa la vista atrás pensando lo difícil que ha resultado olvidar ESA serie con la que disfrutaba pero que a la vez, por “h” o por “b”, ya no está entre nosotros. Y claro, he aquí mis lamentaciones de series canceladas que me han causado un vacío por no poder ver más temporadas. De las muchas que nombraría, me voy a quedar con Boss. ¿Y por qué Boss? Pues porque dos temporadas no han sido suficientes para que los Kane “vivan o mueran”. Diría muchos aspectos positivos de esta serie que empezó muy lenta (pero necesaria) y acabó por todo lo alto (sin llegar a caerse). Con Kelsey Grammer (Tom Kane) a la cabeza como si de una pirámide se tratase y su familia (esposa e hija) y la cúpula que le rodea (destacando a Ian, Ben Zajac y la gran Kitty) como sus súbditos. Los terceros (en la pirámide) en discordia somos nosotros, que nos hemos quedado sin Boss… para siempre.

>>>lloro, lloro, puño en la mesa, lloro, lloro<<<


Caprica, la infravalorada precuela de BattleStar Galactica
Rai - Caprica

La precuela de Battlestar Galactica tenía unas expectativas muy altas que finalmente la cadena SyFy no vio cumplida. Su intención era volver a reunir a los fans de las aventuras de los Cylons y las Trece Colonias pero este producto, aunque contaba con Ronald D Moore y otros responsables de la serie original, no supo llegar a los fans y, tras 18 episodios y un parón que se hizo eterno, fue cancelada.
No nos engañemos, Caprica podía haber dado mucho más de si en esa primera (y única) temporada y el hecho de que se optara por una historia mucho más introspectiva, con muchas menos dosis de acción, no ayudaron en absoluto. Es indiscutible que los temas que pretendía abordar en esta historia, que nos situaba cuarenta años antes del ataque a las colonias que vimos en la miniserie, eran de lo más interesante y que, si no hubiera sido por la alargada sombra de Galactica, podrían haber renovado ya que tramas y personajes interesantes no les faltaban. En lugar de eso, los incondicionales de Moore tuvimos que conformarnos con un epílogo que nos enseñaba, a grandes rasgos, como hubiera evolucionado la serie y cómo esta llegaría a integrarse dentro de la mitología de la historia de los Cylons.
Por lo menos, pudimos disfrutar de 18 episodios estéticamente espectaculares, que huían de la ciencia 
ficción más convencional y de esos minutos finales de Apotheosis acompañados por el temazo de Bear McCreary "The Differently Sentient".



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada