lunes, 20 de mayo de 2013

The Office - Series Final.


The Office es una de esas series en las que se demuestra que la comedia y el humor incómodo puede estar mezclados, a partes iguales, con dulzura, ternura y drama. Y en el capítulo final hemos tenido de todas esas pizquitas que hacen una serie grande. Ya dimos un paseo por todo lo que ha sido la serie y a continuación os dejo la review del estupendo capítulo final.
Situándonos un año después de la pedida de mano de Dwight a Ángela, vemos a los compañeros reuniéndose para un fin de semana entretenidos con la boda y una reunión tipo "Que fue de..." fomentada por la PBS, creadora del documental que han estado grabando todos estos años. Descubriendo que Stanley está jubilado y que fueron despedidos Toby y Kevin, ahora flamante dueño de un bar. Andy tiene un trabajo en la universidad de Cornell, Darryl sigue en pie con la empresa deportiva que emprendió junto con Jim en Philadelphia y el resto de personal siguen pululando en la empresa de papel. En bueno ver como se renueva la vida en la oficina con caras nuevas y llevadas de la mano de Dwight quien se merecía el puesto que ha obtenido, después de tantos años de trabajo.

Empezamos el fin de semana con las despedidas de solteros. La de Ángela tuvo un par de momentos la mar de incómodos, descubriendo que el hijo de Meredith trabaja haciendo striptease a la par del rapto de la futura Señora Schrute.  



Por el lado del novio las cosas parecen mejor, con Jim como Bestesh Menschen, organizando unas cuantas actividades dirigidas exclusivamente para el disfrute y gozo de Dwight redimiendo así todas las bromas pesadas de estos años atrás. Aunque disparar un bazooka puede parece la mejor actividad de todas, queda claro que la mejor Gutten Pranken fue rescatar a Michael Scott como Padrino en la ceremonia.



Por otro lado, la reunión con el público dio lugar a varios momentos emotivos, como Erin conociendo a sus padres biológicos o Andy siendo vitoreado y no precisamente por el video viral de sus llantos. Además de intentos de ligoteo por parte del público con Jim con caras un poco de cuento por parte de Pam.

Pero llegamos al momento de la boda. Podemos de calificarla como curiosa. Pero es la familia Schrute de la que hablamos. Así que, a parte de celebrarse en la granja familiar, los novios estaban situados encima de sus tumbas y los invitados sentados en la paja. Invitados entre los que encontramos a Kelly y a Ryan, locos el uno por el otro, como siempre. Tan locos que huyen juntos abandonando al marido ella y a su bebe él a manos de Nellie, que por cierto ahora vive en Europa.


Y llegamos al tramo final del capítulo, en el que volvemos a las oficinas de Dunder Mifflin Scranton, donde la fiesta con la PBS, o mejor dicho como los productores de la serie en realidad, se está llevando a cabo. Después de descubrir el bonito mural en el que Pam trabajó tanto y las fotos protocolarias, nuestros protagonistas suben a ocupar por última vez sus puestos y la despedida oficial de Jim y Pam que se van a Austin a poner un punto y a parte con su vida.

Pero son las últimas palabras las que han hecho derramar las lágrimas de muchos televidentes, las mias no pararon desde el minuto 1, pero aquí parecía no acabar nunca. El discurso de Dwight en el que habla de sus "subordinados" en la oficina o el de Andy echando de menos a sus compañeros y por supuesto el de Pam o Jim. Uno puede ver como ha cambiado la vida de estos personajes desde la temporada 1 y su constante evolución. Y es donde te das cuenta que sus problemas cotidianos, del día a día y de las cosas ordinarias de la vida que pueden ser tan valiosas como cualquier otra. 



The office puede parecer una serie corriente, una más del montón, pero al menos a mí, a parte de provocarme carcajadas en cada capítulo me dio otro punto de vista del error humano. Voy a echar mucho de menos esta serie, estos personajes y estas vivencias. 

Larga vida a Scranton. Larga vida a The Office.

Por cierto, recomiendo encarecidamente este final, como buen final de serie pero a parte de eso, para conocer la vida y obra de Creed, que por fin averiguamos más de una cosa sobre él y sus rarezas.


Como no soy la única compañera del blog que seguido con atención cada una de las temporadas de esta serie os dejo en manos de Sandra, que nos cuenta, a continuación, como ha sido su relación con The Office:

Mi relación con The Office nunca ha sido lógica, ni tampoco fiel. Lo cierto es que la pillé alguna que otra vez cuando la emitían a las tantas en La Sexta y no le veía la menor gracia a ese humor de incómodo con un doblaje horroroso y lo único que me llamaba (mucho) la atención de la serie era esa relación entre Jim y Pam que todo el mundo adoraba. Pero Tumblr cambió mi opinión progresivamente. Constantemente veía gifs y photoshoots de situaciones muy cómicas, personajes entrañables y divertidos y, por supuesto, imágenes de la pareja querida por todos y yo quería saber por qué todos coincidían en lo fantásticos que eran, pero ponerme a ver las cuatro o cinco temporadas que llevaba la serie por entonces me daba una pereza tremenda. Hasta que vi esto:


Con esa escena de sólo un minuto y medio no pude parar de llorar de la risa y aún hoy, cuando la vuelvo a ver, sigo sin poder evitarlo. Era algo tan natural (que levante la manita el que no se haya quedado embobado mirando a ver si ocurría el "milagro"), situado en un ambiente de trabajo y con un jefe que se mostraba encantando pensando que, por una vez, sus subordinados le estaban prestando atención era algo tan perfecto, que me enamoró al instante e, inmediatamente, comencé a ver la serie. 

La devoré rápidamente, a pesar de que el humor de vergüenza ajena no me gusta demasiado, lo que explica que, pese al cariño que tenía al personaje de Michael Scott cuando Steve Carell dejó la serie, sus escenas y, en particular, el combo con el personaje de Dwight y los muchos momentos incómodos que protagonizaron, solía prestarles menos atención o hacer ventanita pequeña (¡hereje! me llamarán algunos), pero el tono general de la serie, sus (muchos) personajes secundarios y la naturalidad con la que trataban las relaciones entre todos ellos me ganaba.


Decía, al principio de esta review, que mi relación con The Office no ha sido ni lógica ni fiel porque, a pesar no haberla abandonado jamás o pretender hacerlo, nunca la llevé al día y solía olvidarme de ella más de lo que me gustaría reconocer, por lo que acababa haciendo maratones de temporadas enteras que volvían a enamorarme de ella para luego olvidarla de nuevo. Así que cuando supe que esta temporada era la última, ni me molesté en ver cada semana sus episodios, me la dejé para el final y así poder disfrutar de ella de un tirón para estar lista de cara a ese 16 de mayo, fecha en la que la serie acabaría. Y así fue, durante el último par de semanas he estado poniéndome al día con su novena y fantástica temporada. Personalmente creo que ha sido una de las mejores incluso pese a lo machacados que tenía ya a ciertos personajes (hablo de ti, Andy) y el final de la serie ha sido sencillamente perfecto. Ya nos lo auguraban los episodios emitidos durante las dos semanas previas y no decepcionó, un final emotivo (no solté el pañuelo en ningún momento), muy divertido (¡El striptease del hijo de Meredith!), con la vuelta de los personajes a los que habíamos dicho adiós, dando una vuelta de tuerca a la divertida relación entre Dwight y Jim... Todos los personajes avanzan. En realidad ya lo fueron haciendo durante estos años, nosotros lo pudimos ver y ahora ellos también y, como dice Jim, ¿qué mejor regalo puede haber? Para mi, haber disfrutado de esta serie y de sus nueve temporadas, incluso con sus muchos altibajos, porque The Office ha sido muy grande y porque, aunque a veces me olvide de ella, la echaré mucho de menos.

#AdiósMisAdoradosJim&Pam #TodosTanMonos*_* #UnoDeLosFinalesMásPerfectosQueRecuerdo #Pd:ElHijoDeAngelaYDwightNoCrece

  


Ya para acabar, os recomendamos si sois muy fans de la serie, la retrospectiva que sacó a la luz la NBC después del capítulo, donde volvereis a ver a todos los personajes de la serie, la fiestas que dieron al pueblo de Scranton y conoceréis varios detalles del casting. Además hay varios videos que circulan por la red de los actores dando su particular adiós a la serie y a sus personajes os dejamos uno de ellos al final. Y para quien se lo pregunte, la foto portada es un collage que ha sacado la NBC, desde aquí podeis navegar entre las fotos que montan la imagen.



Bye bye The Officeadictos. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada